Noemí González

La distancia no supone un impedimento cuando las ganas de ayudar son inmensas. Hacía tiempo ya que se me pasaba por la cabeza la idea de realizar un voluntariado, pero jamás imaginé que esta experiencia resultaría ser tan enriquecedora. Un mes se me ha hecho demasiado corto para lo que uno puede aprender aquí, en Hogar Luceros del Amanecer.

España – noemiglez29@gmail.com

.